Ángel de la Cruz

Están en peligro absolutamente todos los derechos que los trabajadores y los estudiantes conquistamos mediante movilizaciones y luchas durante el siglo pasado. Esta es una realidad palpable que nos afecta a todos los jóvenes y que nos afectará especialmente en un futuro cercano. Hoy sufrimos un 50% de paro y un deterioro brutal de nuestra capacidad para labrarnos un futuro. Podemos afirmar que la mayoría de los jóvenes estamos condenados al paro y/o a la precariedad, a no ser que la situación dé un giro de 180º.

Ante esta situación tenemos dos opciones: la primera es mirar para otro lado y quedarnos de brazos cruzados, asumiendo la responsabilidad de la miseria a la que nos han condenado unos pocos; la segunda es dar un paso al frente y asumir que en este contexto no hacer nada significa posicionarse a favor de esos pocos que nos han condenado a la miseria.

Nos dirigimos a la Juventud de los Montes Orientales en su conjunto porque más allá de nuestro posicionamiento todos sufrimos la crisis que han generado unos pocos, pero nos dirigimos especialmente a los que están dispuestos a dar un paso adelante para acelerar el necesario giro de 180º.

Ya no valen las quejas o los lloriqueos. Hoy es más necesaria que nunca la Organización porque sólo mediante ella las quejas o los lloriqueos se pueden transformar en movilización, en programas y en alternativas. Esa Organización, capaz de aunar el esfuerzo de los jóvenes que luchan por los intereses de la mayoría social (trabajadores, parados, estudiantes, etc.), es la Juventud Comunista (UJCE).

¿Cómo traducir todo esto en respuestas ante la actual situación?

La comarca de los Montes Orientales cuenta con 17 municipios. En muchos de ellos ya hay jóvenes que están militando pero dada la complejidad de cada pueblo y de la Comarca en general, hay falta de organización, de comunicación y de conexión entre pueblos. Para solucionar este problema (y otros), proponemos lo siguiente:

La creación de un Colectivo en cada pueblo, ofreciendo toda la ayuda necesaria por parte de la dirección provincial y del resto de colectivos ya constituídos. A partir de ahí, la organización de todos esos colectivos agrupados en la Juventud Comunista de los Montes Orientales.

Las ventajas de la agrupación comarcal son muchas, algunas de ellas: el contacto entre pueblos y militantes, la capacidad de movilización en los pueblos e incluso a nivel provincial, la capacidad de formación, la posibilidad de intervenir en la política de nuestro Partido, etc.

Esta es una breve nota de introducción que debería servir para que todos los pueblos sean informados y participen en este proyecto que debemos construir entre todos. El primer paso es consensuar una fecha y un sitio para una primera reunión (a ser posible dentro de no más de dos semanas) que nos sirva para responder algunas preguntas como: ¿en qué consiste la UJCE? ¿cuánto cuesta afiliarse? ¿para qué sirve? ¿cuántos afiliados necesitamos para montar un Colectivo?

Rogamos que hagáis llegar este llamamiento a todos los jóvenes de todos los pueblos de los Montes Orientales e instamos a todos ellos a que empiecen a participar desde ya en este proyecto tan necesario, proponiendo sitios, fechas e ideas para tratar en la primera reunión.


0 Responses

Publicar un comentario